Sobre el ciclismo femenino en España, por Anna Sanchís

¿Qué pasa en España con el ciclismo femenino? En numerosas ocasiones me han hecho la misma pregunta. En entrevistas, posibles patrocinadores de este deporte, organizadores de carreras, responsables de ciclismo femenino en la RFEC y FCCV y un largo etcétera. La respuesta que se escuchaba hace un tiempo tanto de ciclistas (yo incluida) como de la gente del mundo del ciclismo era: 'no hay carreras y así no podemos estar al nivel de Europa, además la gente cada vez se desmotiva más'. Puede que fuera cierto en algún momento, pero ahora las cosas están cambiando.

Recuerdo hace unos años, que cada vez había menos carreras de féminas y con escasa participación, el ciclismo femenino se apagaba y parecía que a nadie le importaba, pero hace poco más de un año alguien decidió intentar cambiar las cosas y empezar a preguntar a ciclistas, equipos, organizadores y aficionados cual podía ser la solución al problema. Ese alguien es Cristina San Emeterio, presidenta de la comisión de ciclismo femenino en la RFEC y la primera responsable en impulsar todo este cambio. Desde entonces, y a nivel nacional, se ha dado grandes facilidades a organizadores con el fin de recuperar carreras de la Copa de España que se habían dejado de organizar y además se ha conseguido que nuevos organizadores se interesen por el ciclismo femenino.

Por coincidencia con otras carreras internacionales o por enfermedad, todavía no he podido participar este año en ninguna copa de España, pero me consta que la participación ha sido buena, por lo que parece que se va por el buen camino con lo que respecta a la falta de carreras.

Además, desde la federación Valenciana, hace unos meses nació la idea de hacer una 'Challenge Femenina de la Comunitat Valenciana'. Teniendo en cuenta que en toda la comunidad hacía años que no se disputaba una prueba femenina, había mucho que hacer planteando el proyecto a los organizadores, con lo que se decidió aprovechar la infraestructura y el circuito de otras carreras de cadetes o escuelas para hacer carreras cortas y arrancar así con esta nueva 'Challenge femenina'. Ha sido el presidente, Amadeo Olmos, quien lo ha llevado adelante y se ha esforzado al máximo para que las féminas tengamos nuestra propia competición, que ha contado en esta primera edición con numerosas pruebas. Pero a esta iniciativa le ha faltado la buena respuesta de las propias ciclistas, que tanto se han quejado en otras ocasiones de la falta de carreras o de los largos desplazamientos, ya que la mayoría de nuestras competiciones se disputan en Euskadi.

He escuchado muchas veces que ese tipo de carreras no interesan, no gusta correrlas, no son duras....para qué seguir. ¿A caso las ciclistas no nos damos cuenta que la dureza y el espectáculo de cada carrera lo hacemos nosotras? Si queremos que organicen carreras de féminas y que se mejore nuestra situación año a año, tendremos que ir a correr y dar espectáculo, no limitarnos a ir a rueda de un pelotón y disputar los últimos 100metros.

Y ahora, si volvemos a hacernos la misma pregunta '¿Qué pasa en España con el ciclismo femenino?' Tenemos cada vez más carreras, hay equipos, el número de licencias federativas va en aumento y en las federaciones tanto nacionales como territoriales hay personas dispuestas a ayudar al ciclismo femenino. ¿Quien falla en este caso? Dejo la respuesta en el aire y que cada [email protected] reflexione sobre el tema.

Publicado en el blog de Anna Sanchís, corredora española del Wiggle-Honda

Categorías